martes, 8 de noviembre de 2011

Ay payita mía Guárdate la poesía Guárdate la alegría pa'ti (Ay dame dame damelo) No pido que todos los días sean de sol No pido que todos los viernes sean de fiesta Tampoco te pido que vuelvas rogando perdón Si lloras con los ojos secos y hablando de ella Ay amor me duele tanto Me duele tanto Que te fueras sin decir a dónde Ay amor, fue una tortura perderte Yo se que no he sido un santo Pero lo puedo arreglar amor No solo de pan vive el hombre Y no de excusas vivo yo Sólo de errores se aprende Y hoy sé que es tuyo mi corazón Mejor te guardas todo eso A otro perro con ese hueso Y nos decimos adiós No puedo pedir que el invierno perdone a un rosal No puedo pedir a los olmos que entreguen peras No puedo pedirle lo eterno a un simple mortal Y andar arrojando a los cerdos miles de perlas Ay amor me duele tanto me duele tanto Que no creas más en mis promesas Ay amor es una tortura perderte Yo sé que no he sido un santo Pero lo puedo arreglar amor No sólo de pan vive el hombre Y no de excusas vivo yo Sólo de errores se aprende Y hoy sé que es tuyo mi corazón Mejor te guardas todo eso A otro perro con ese hueso Y nos decimos adiós (Ay dame dame damelo) No te bajes, no te bajes Oye negrita mira, no te rajes De lunes a viernes tienes mi amor Déjame el sábado a mi que es mejor Oye mi negra no me castigues más Porque allá afuera sin ti no tengo paz Yo sólo soy un hombre arrepentido Soy como el ave que vuelve a su nido Yo se que no he sido un santo Y es que no estoy hecho de cartón No sólo de pan vive el hombre Y no de excusas vivo yo Sólo de errores se aprende Y hoy sé que es tuyo mi corazón Ay, ay, ay, ay, ay, ay Ay, todo lo que he hecho por tí Fue una tortura perderte Y me duele tanto que sea así Sigue llorando perdón Yo, yo, no voy a llorar hoy por tí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada